nació en 1993 en Buenos Aires. Desde el 2012 se desempeña como programadora de cine. En el 2014 comenzó a trabajar como única pasante en el laboratorio de la Universidad del cine, en donde se procesa únicamente material en 16mm color, y blanco y negro. En el 2015, dejó la pasantía para armarse su propio laboratorio, en donde actualmente trabaja con fotografía byn y procesa película de super8 y 16mm color y blanco y negro. El soporte de su trabajo es el fílmico, ahí y en la herencia del formato encontró el super 8, soporte que le resulta ideal para manifestarse. En su paso por diversas instituciones aprendió a fusionar distintas herramientas relacionadas a la imagen. Hoy se desempeña como laboratorista y fotógrafa analógica. En su laboratorio experimenta interviniendo negativos, y realizando diversas pruebas químicas para el procesado de la película. Se interesa por el trabajo en equipo, la reflexión, el intercambio creativo y la producción intensiva. Los considera fundamentales para poder expandirse y encontrarle nuevos límites a su trabajo